Qué
  • Restaurante, bar, tienda...
  • Tipo de Cocina
Dónde

Rincón del Varadero

Especialidad en mariscos y pescados

Se el primero en opinar

Segundo Pérez González, en plena madurez, tras una larga andadura como director de marketing de una empresa de automoción, decidió cambiar de ocupación y hacer realidad al sueño de su vida: abrir un humilde bar y un humilde restaurante, típicamente portuarios, en un lugar de complicado acceso y fácil aparcamiento, desde cuyos comedores acristalados, en el primer piso, se contempla una bella panorámica: el Mediterráneo y el Benacantil. Fue en 2007. Inmediatamente cosechó un gran éxito, lo que determino una ampliación a un segundo comedor contiguo del primero, que aloja cada mediodía un centenar de cubiertos. Las razones en que fundamente su triunfal acogida, aquí si que no hay crisis, son cuatro: productos estelares, cocina tradicional hecha al gusto de todos, un trato especialmente afable y unos precios irresistibles, de saldo. Qué quede bien claro: imbatible relación calidad-precio. No satisfecho en mayo de 2012 ha inaugurado en la planta baja un bar que se llama Las Tapas del Rincón.

Nada más entrar, en la barra, primaria, sencilla y exuberante, exhibe ostras, almejas, gambas rojas, quisquillas de Santa Pola, langostinos de Guardamar…infinidad de mariscos siempre monumentales; monumentales y exultantes de frescor. Según ojeada conviene pedir. También nimiedades populistas como riquísimas unas alcachofas fritas, unas sabrosonas patatas con alioli, una fina ensalada rusa, una gustosa asadurilla, unos conseguidos boquerones en vinagre, una portentosa anchoa del Cantábrico en tosta, una riquísima tortilla de patatas, unos suculentos callos a la madrileña, o solemnidades como una tentadora brocheta de gamba roja y rape al aceite de fresa. También tapas de distintos arroces, como el de bogavante, en verdad sabroso.

En la parte de arriba el restaurante. Bocados y platos tan elementales como consumados. Es el caso de la ensalada de tomate raff con diversos salazones: mojama, bonito y huevas de mujol. O el salpicón de cigalas y gambas con primorosa vinagreta emulsionada de cebolla. Cautivadores las espanadillas de marisco, caliente la costra y frio y bien definito el marisco entremezclado con un poco de mayonesa. No dejar de probar las anchoas, de máxima calidad, rebozadas y acompañadas de all i oli. Impecables los mejillones a la plancha, magnitud que se hace extensible a las navajas y a las gambas rojas, también a la plancha, que salen al gusto del comensal, que es el que debe decidir el punto de cocción. Si se piden poco hechas, salen sobresalientes y justo impregnadas de sal. Las quisquillas de Santa Pola simplemente cocidas son a su vez un manjar; aunque aquí la hechura previa hace que salgan en un punto

Fuente: http://www.lomejordelagastronomia.com/

Escribir una reseña: si no desea registrarse en nuestra web puede utilizar anonimo como nombre de usuario y palabra clave

Tu valoración
angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Para opinar recomendamos escribir un mínimo de 140 caracteres :)