Qué
  • Restaurante, bar, tienda...
  • Tipo de Cocina
Dónde

Restaurante de Cuchara la Cocina de Carmen Visitado

Cocina tradicional asturiana y española

3.0/51 Opinion(es)

Descripción

El restaurante de cuchara también conocido como la cocina de Carmen es un restaurante bastante pequeño situada en una paralela Alfonso el Sabio. Ofrece cocina tradicional con sesgo a la cocina asturiana ya que el origen de Carmen es ese.

El local se divide en dos plantas, la planta baja con capacidad para unas seis mesas aproximadamente y la parte de arriba que no tendrá más de 4

La carta no es muy grande aunque los precios son razonables, acciones correctas y producto de buena calidad.

No pudimos ver la carta de vinos, aunque sabemos que Ángel, el hijo de Carmen, es muy aficionado a los caldos y que por tanto tendrá referencias interesantes.

Fotos


Lo mejor

➕Yo creo que lo más positivo de este local es la honestidad, carta honesta, cocina honesta y una cuenta final razonable.

Mejorable

➖Quizás el ruido, sí el local se llena, puede ser molesto.

1 Opinión de: Restaurante de Cuchara la Cocina de Carmen

Los Comensales 282 Opinion(es)
De cuchara, probamos su menu cachopo
3.0

El precio de lo que comimos fue de 30€ por persona que incluia una botella de vino cada dos personas y todo lo que se ve a compartir, igualmente entre dos.

Nos juntamos 23 personas para disfrutar del menú cachopo un menú compuesto de pastel de cabracho, tortilla de oricios, cachopo y un postre. Todo está pensado para compartir entre dos personas, incluida la bebida qué puede ser una botella de vino o una cerveza de litro TRIAM, la estupenda cerveza alicantina de David Doñate.

Mientras se ocupaba todo el mundo, estamos disfrutando y un queso azul con membrillo que había aportado uno de los comensales y que en el restaurante tuvieron la amabilidad de servirlo sin coste.

Para mí el mejor plato de la comida fue sin duda la tortilla, que aunque me gusta un poco menos cuajada tenía un estupendo sabor a mar; rico el pastel de cabracho y el gerente materia la puesta en el cachopo, pero en exceso de queso matado un poco todos los sabores.

De postre ofrecían o flan de huevo, o flan de queso, o tocino de cielo. Lo que más me gustó fue el flan de queso pero me pareció que la ración se quedaba un poco pequeña al compartir uno de los postres para dos personas.

El servicio, sobre todo en el cachopo, se retraso un poco por el empeño de Carmen de servirlos a todos recién hechos, lo que en este caso se agradece

Escribir una reseña: si no desea registrarse en nuestra web puede utilizar anonimo como nombre de usuario y palabra clave

Tu valoración
angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Para opinar recomendamos escribir un mínimo de 140 caracteres :)