Qué
  • Bodegas
  • Lista de Deseos
  • Restaurante, bar, tienda...
  • Tipo de Cocina
Dónde

La finca Visitado

La estrella de Elche

4.0/51 Opinion(es)

Descripción

Cuando llegas a “La finca” todo emana estilo, desde un jardín muy zen con su puente y su arroyuelo hasta como se ve el cuidado de las plantas con verde intenso y lleno de lustre. El interior no decepciona, sus manteles de hilo, cada servilleta con una frase, unas vidrieras enormes y con vistas magníficas al jardín, un todo que te predispone a disfrutar de una comida magnífica.

En el comedor de “La finca” todo es estilo y clase con todos los detalles cuidados, donde te sirven una comida de primer nivel con opciones tanto de carta como de menú gastronómico con o sin maridaje. Poco se puede hablar sobre la cocina ya que lleva luciendo durante muchos años una estrella michelín fruto de su bien hacer.

La bodega es muy amplia, con muchísimos vinos internacionales.

Precios tanto de comida como de vinos, elevados, como suele ser habitual en restaurantes de este tipo.

Nombres propios

Susi Diaz, chef
Irene García, sumillier y sala.

Fotos

2016 Menú de grupo
2015 Menú gastronómico con maridaje

Video

Lo mejor

Comida de primer nivel.

Servicio acorde a la categoría del local.

Espectacular jardín.

Mejorable

En una comida de grupo que tuvimos allí me pareció que no estaba a la altura de su prestigio y desde luego no lo estaba en comparación con cuando estuve yo en un grupo de cuatro personas. Una diferencia tan grande como lamentable.

1 Opinión de: La finca

Los Comensales 202 Opinion(es)
Comida de grupo en la finca
4.0

Nos juntamos un grupo de 48 personas para hacer una comida con maridaje en La Finca, el laureado local de la  mediática Susi Diaz, comimos muy bien pero a mi entender dejo algunas sombras

Descripción

Habíamos organizado un menú con maridaje que consistía en cinco platos más un postre y que combinaban con cuatro vinos diferentes. Al final nos apuntamos 48 personas es decir, un grupo bastante numeroso.

Cuando llegamos nos mandaron a la parte posterior denominada “el jardín” donde nos introdujeron en un salón muy grande preparado como para eventos. Allí había seis mesas perfectamente vestidas. Hay que decir que La finca tiene muy cuidados esos detalles, la banda de papel con la frase bonita que rodea la servilleta, el menú impreso en una tarjeta de papel de buena calidad, cristalería y cubertería adecuadas, es decir, todos los detalles que se esperan de un sitio de esta categoría

Pagamos

─ La nota de esta comida fue de 100€ por persona todo incluido y de 65€ por persona sin incluir el vino.

Comimos

Entrantes:

Helado de queso con encurtidos. Excelente. Fue de lo que más me gustó de la comida y fue también una sensación compartida por muchas personas. El sabor, la textura, y la presentación justifican la categoría de este restaurante.

Gamba blanca con paletilla ibérica, aceite de macadamia y verduras. Bueno. En el lado opuesto al plato anterior se encuentra este, buen producto en el que destacó especialmente la gamba blanca, pero demasiado sencillo para un restaurante de esta categoría. Algunos comensales no les gustó la combinación de jamón y gamba, pero ese no fue mi caso ya que me resultó bastante atractivo.

Setas de otoño con yema de corral cocinada a baja temperatura. Muy buenas. Aunque el plato estaba muy conseguido a mi gusto le falto un poco de intensidad del sabor a setas, quizás unas briznas de trufa recién rayada mejorarían bastante este plato aunque es una opinión personal y muy atrevida.

Principales:

Lomo de merluza con vichysoisse de berros, aceite de coco y dados de calamar. Excelente. Para mi gusto junto con el primero el helado de queso, lo mejor de la comida. Como en todo el menú producto de primera y valoro la dificultad que supone servir 48 merluzas y que todas estén bien de punto, Al menos nadie me hizo comentario alguno sobre este tema. A mi entender la ración fue escasa.

Solomillo de ternera con salsa de calvados. Muy bueno. Podría indicar aquí lo mismo de la merluza, me sorprendió mucho que una persona tomara nota a cada uno de los comensales sobre el punto de la carne. Y me sorprendió más aún que prácticamente todo el mundo fuera servido tal como lo había pedido. A mi entender la ración fue escasa.

Postres:

Saquito de chocolate blanco con frutos rojos. Muy bueno de sabor, bonita presentación pero a mi entender la ración fue muy escasa, textualmente dos cucharadas, tres si lo estiras.

Bebimos

The flower and the bee.

Justino’s madeira 5 años

─ Avan magnun

Moscato d’asti Soprani

─ Cafés y aguas.

En general los vinos estaban muy ricos y muy acertados para el plato(s) a maridar. El servicio sin ser escaso, tampoco peco de generosidad, 35€ por comensal dan de si.

Apuntes

 Como he comentado al principio no se ubicaron en un salón muy grande que deben utilizar para eventos bodas y demás. Nosotros ocupábamos menos de la mitad del espacio y al otro lado habían amontonado las mesas que no se usaban. La verdad es que daba un poco la sensación de desangelado. Yo que he estado en el restaurante tengo la sensación de que hay comensales de primera y de tercera categoría, pero no en el precio todos somos iguales.

A pesar de esto hay que decir que estuvimos bien de temperatura aunque cuando llegamos hacía un poco de fresco y a mi gusto hubiera venido bien un poco más de luz, Algunos dirán que es una luz romántica pelín opinión es una luz escasa ya y quedan las fotografías que dan fe del tema.

Cuando hablé con el sumiller para ver el tema del maridaje de los vinos, no estaba muy convencido del Madeira con las setas pero al final seguir su consejo ya hay que decir que fue un gran acierto.

Igualmente me convenció de que ese vino tinto acompañaría muy bien con la preparación de merluza que nos iban hacer. Una vez probado debo decir que no, que no se tenía que haber retirado la copa de blanco y que se debería haber servido más a quien lo quisiera.

Habíamos acabado ya la comida cuando se acercó el responsable y me dijo que el maridaje había ya concluido y que algunas personas estaban pidiendo vino. Cada uno conoce sus cuentas, pero después de haber pagado casi 1700€ en vino, la verdad es que no lo veo.

No se pueden servir las infusiones con una bolsita en una taza como si fuera un bar de mercadillo, para eso existen las teteras.

Escribir una reseña: si no desea registrarse en nuestra web puede utilizar anonimo como nombre de usuario y palabra clave

Tu calificación
angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Para opinar recomendamos escribir un mínimo de 140 caracteres :)

Translate »