Qué
  • Barras & Bares
  • Bodegas
  • De vinos
  • Lista de Deseos
  • Restaurantes
  • Tapeo
  • Tiendas Gourmet
  • Tipo de Cocina
Dónde

Cillar de Silos Visitado

 

4.0/51 Opinion(es)

Fundada en 1994 por Amalio Aragón junto a sus hijos, los orígenes se remontan a 1970 cuando el padre comienza a adquirir pequeñas parcelas a viticultores vecinos, con la ilusión de algún día elaborar un vino de Quintana de Pidio. Cuando decide crear su propia bodega la llama Cillar de Silos en homenaje al monje que se encargaba históricamente de la intendencia en el Monasterio de Silos. El cillero, era el encargado de organizar la despensa o cillería, con el vino y los alimentos necesarios para el día a día de los religiosos.

Además, Cillar de Silos cuenta con una bodega subterránea que data de finales del S. XVII. Las condiciones naturales de humedad y temperatura (entre 11,5º y 12º C) son constantes durante todo el año y las idóneas para que los vinos finalicen el proceso de envejecimiento en botella.

Los vinos proceden de las más de 68 hectáreas de viñedo en propiedad, dentro del Jardín de la Ribera del Duero: entre Quintana del Pidio y Gumiel de Mercado (Burgos). La orografía es más accidentada que en el tradicional páramo, con una altitud que va desde los 840 metros a los 900 metros. Son decenas de pequeñas parcelas, en su mayoría menores de una hectárea, con una edad que va desde los 15 años a los más de 100 años, con alguna parcela prefiloxérica, porque gracias a los suelos arenosos, la plaga de la filoxera no atacó con la misma virulencia a todas las zonas de la Ribera del Duero y por eso conservamos una mayor cantidad de viñedo viejo.

Fuente Lavinia

1 Opinión de: Cillar de Silos

Los Comensales 422 Opinion(es)
Cillar de Silos, visita y cata
4.0

Cillar de Silos como ya se puede deducir de su nombre es una bodega de corte tradicional aunque su fundación no es demasiado antigua.

Nos hicieron una visita que incluía visita a la bodega más la cata de 2 vinos todo ello por el precio de 10 €, quizás el precio más económico de las bodegas que hemos visitado en Ribera.

Lo más interesante de la visita fue la que hicimos a la bodega tradicional de la zona, es decir la excavada en la roca, ese tramo fue el más interesante.

La carta como estaba previsto nos ofrecieron un rosado y el Torresillas 2015 y como extra un vermut que están haciendo ahora y que nos pareció a todos bastante acertado.

En resumen una cata interesante más por el entorno que por los vinos que tomas.

 

Hola, ¿Tienes alguna pregunta o sugerencia?
Bienvenid@
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad